Hacer ciencia en el siglo XXI

El Mono Lake, escenario donde Felisa Wolfe-Simon realizó su descubrimiento (vía Weirdwarp)

Gracias al artículo de Tom Clynes en Popular Science de hace unos días volvía a resurgir el asunto #arseniclife, es decir, el debate en el que se enfrentaban los partidarios de discutir ciencia en foros tradicionales (revistas científicas) frente a los que sugieren que la ciencia también debería debatirse en las nuevas plataformas virtuales (blogs y redes sociales), en los que me incluyo. ¿Y esto que tiene que ver con el arsénico preguntaréis? Como muy bien relata Carl Zimmer en una de sus últimas entradas en The Loom, Felisa Wolfe-Simon, la investigadora asociada a la NASA que realizó el descubrimiento de unas nuevas bacterias que podían vivir con este elemento e incluirlo en su ADN en lugar del fosfato, se negó a contestar a las críticas procedentes de la blogosfera, remarcando que ella respondería a las críticas y réplicas por los cauces científicos habituales.

Este debate va mucho más allá de la reacción de Wolfe-Simon. Y es que #arseniclife abre una puerta a la ciencia para que se actualice. Muchas veces los científicos se ríen de las instituciones religiosas por su estancamiento e inmovilidad. Pues bien, ellos están “pecando” de lo mismo. Hace poco escribí un post sobre mis bloggeros favoritos que hablan de evolución, ahora podría nombrar muchos más. ¿Lo que escriben ellos no es ciencia? Un ejemplo más cercano lo podemos encontrar en Amazings, cuya reunión hace una semana fue un completo éxito. Todos sus blogs son ciencia española en estado puro, y todos escriben por amor al arte. Es curioso que al acabar estas líneas me he topado con esta iniciativa de Ed Yong, otro grande de la divulgación científica, en el que cada mes elige las 10 mejores entradas de bloggeros de ciencia y dona £3 a cada una. Además te invita a hacer lo mismo.

Pero quizás el mejor ejemplo de todos es el diario de investigación que realiza el equipo de la microbióloga Rosie Redfield en la Universidad de British Columbia, en el que en estos momentos intenta refutar el descubrimiento de Wolfe-Simon de forma abierta e interactiva.

Entradas relacionadas:

Acerca de ramiroaznar

Biólogo urbano, cartógrafo alternativo, amante del baloncesto y eterno Ulises / Urban biologist, radical map maker, basketball lover & a timeless Ulysses
Esta entrada fue publicada en Tocinos y velocidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>